Cómo hacerse una idea del gramaje del papel

Somos conscientes de lo díficil que es el idioma de las artes gráficas y la imprenta, por ello vamos a hacer algunos apuntes y aclaraciones respecto al gramaje del papel y sus numeritos, ya que muchas veces nos inducen a error.

No sería correcto hablar de grosor del papel ya que técnicamente se mide en gramos x metro cuadrado, pero seguramente la gente lo entiende igual. La diferencia está en que dos papeles con el mismo gramaje pueden tener diferentes grosores. Ejemplo: el papel de folio habitual es de 80 gramos y si lo medimos con un micrómetro es bastante más grueso que un papel satinado de 80 gramos.herramienta para medir el gramaje del papelÉsta es la principal confusión, los papeles satinados y los papeles no satinados tienen el tacto diferente y también pesan diferente. Otro ejemplo: tipo de tarjetas de visita, papel satinado o mate, o por ejemplo unas tarjetas de papel no satinado pueden ser perfectamente válidas en 300 gramos pero si van en papel brillo, lo mejor es poner un 350, porque el resultado en 300 gr. es considerablemente más fino, aunque pesen igual. En Impresum las tarjetas con papel couché son en 350g y las que tienen papel no satinado puedes elegirlas en 300 gr. Diferente gramaje del papel para obtener un buen resultado, una tarjeta de calidad.

¿Cómo decidirme por un gramaje del papel sin tocar el papel?

  • No satinados 60-115 gramos: interiores de libros, interiores de revistas con muchas páginas, desplegables, planos, prospectos médicos, hojas de carta con membrete.
  • No satinados 135-200 gramos: flyers, dípticos, trípticos, folletos o revistas de pocas páginas, incluso los 200 gr sirven para las portadas de un dossier.
  • No satinados mayores de 200 gramos: dependiendo de cada tipo o marca de papel podemos hacer muchas cosas, desde tarjetas de visita, portadas de libros y revistas, alguna pieza de packaging, carpetas contenedoras de documentos.
  • Satinados de 70 a 150 gramos: flyers, dípticos, trípticos, desplegables, planos, interiores de folletos, revistas y libros.
  • Satinados de 170 a 250 gramos: flyers, dípticos, trípticos, interiores de folletos, revistas, libros y catálogos con pocas páginas.
  • Satinados superiores a 250 gramos: portadas de revistas, libros, catálogos, objetos desplegables con mucha consistencia.

Con esta pequeña guía podremos decantarnos por un gramaje del papel u otro de la mayor parte de trabajos que vayamos a realizar, pero no es una ciencia exacta. Esta guía no sería valida si tenemos que valorar los gramajes de otro tipo de papeles como las cartulinas gráficas, el folding, los papeles volumen y otras especialidades que pretendamos aplicar si queremos hacer un proyecto más complejo u otros productos.

Otro ejemplo: a veces queremos utilizar un gramaje del papel más fino porque pensamos que hay un gran ahorro, esto solo sucede en el caso de grandes tiradas o muchas páginas de libros o revistas, donde los kilos de papel si son importantes en el presupuesto final.

Si aún así no lo tienes claro, puedes pedirnos muestras sin compromiso para decidirte por el gramaje del papel adecuado. Recuerda que en estas muestras podrás encontrar los papeles más usados y casi todo lo que encontrarás en nuestros productos estándar, pero los proyectos especiales son bienvenidos. ¿Hablamos?

Maravilloso papel kraft marrón

Finalmente nos hemos decidido, ya tenemos el papel Kraft marrón disponible en nuestra web, hemos empezado por las tarjetas y en breve estará disponible para otros productos como flyers, packaging para CDs y DVDs, y alguna cosa más.

Es un papel extraño, hay que admitirlo, no lo podemos encontrar en los distribuidores de papel habituales, su fabricación no es uniforme, quizás dentro de 3 meses o un año ya no es igual, ni de color, ni de textura, ni de gramaje, pero es que mola tanto, le da un toque tan natural a los productos que estamos enamorados desde hace mucho tiempo.

El papel kraft marrón hay que saber utilizarlo, no es muy útil con grandes masas de color, con ellas perdemos el color especial del papel, tampoco recomendamos usar textos pequeños o muy finos, al igual que en un papel que no es blanco, se debe tener cuidado con la legibilidad de los elementos.

Las dos caras del papel son un poco diferentes, una es más clara que la otra, es uno de los encantos de este papel kraft marrón, estas imperfecciones que le dan todavía un aire más natural.

Quizá sea una moda actualmente y no paramos de encontrarlo por todos lados, pero es un papel que se ha utilizado toda la vida, al salirse de lo convencional no muchos impresores lo quieren utilizar, y no vale para todas las aplicaciones. Además, como no hay muchas opciones de gramaje, hay que pensar muy bien como imprimirlo y si vamos a hacer un material que tenemos que repetir, hay que contar con su posible variación de color en la fabricación que nos encontremos dentro de unos meses. Esta variación es superior a los papeles más habituales.

Para que podais tocarlo, lo hemos añadido en la pantonera que enviamos en la carpeta de muestras, si todavía no la tienes la puedes solicitarla aquí rellenado tus datos.

papel kraft marrón

 

¿Y si te haces un portfolio en papel?

Ya estás en facebook, twitter, linkedin, behance o incluso dribbble, y has dejado todos tus trabajos perfectamente organizados, eres muy activo en las redes y piensas que todos los clientes te van a encontrar fácilmente y además de ver tus últimos trabajos te tienen allí para contactarte en cualquier momento.

Pero…, y si te llama mañana el sr. López, director de esa ONG con la que colaboraste hace 10 años, te contacta porque tiene tu teléfono y quiere verte, se acuerda que eres diseñador gráfico, que les «ayudaste» con unas ilustraciones muy chulas en una colaboración con su entidad y quiere hablar contigo para ver si ponen en marcha una nueva campaña. ¿No sabes que llevarle?

Pues aquí es donde impresum te puede ayudar, le puedes llevar un portfolio impreso en papel con los trabajos realizados últimamente o simplemente los trabajos que quieres enseñar, aquellos de los que estás más orgulloso y vale la pena mostrarlos.

¿Como hacerlo? Muy sencillo, hazte un mini revista o catálogo con trabajos, uno por página, seleccionando lo mejor. Si no has hecho más 32 páginas puedes hacerte un dossier o portfolio doblado y grapado, o cosido con hilo visto. Será genial poder mostrarlo y que de un vistazo esa persona vea lo que has estado haciendo, sin más pretensiones.

Ya, pero esto lo puedo hacer con la tablet. Pues además, el portfolio se lo puedes regalar para que te tenga presente, tendrá tus datos de contacto, tendrá todo tu buen saber hacer resumido en un mismo objeto y tendrá algo tuyo encima de su mesa durante algún tiempo, mientras le pasas un presupuesto para esta nueva campaña y te compara con otros posibles proveedores.

Genial, ¿no? Pues aquí te mostramos como lo ha hecho Ana V. Francés, que además de buen gusto, lo ha simplificado para que quede un portfolio muy profesional.

Y recuerda que si tienes dudas, o quieres llevar a cabo otra idea diferente, siempre nos puedes llamar o pedir un presupuesto a medida.