Cómo hacerse una idea del gramaje del papel

Somos conscientes de lo díficil que es el idioma de las artes gráficas y la imprenta, por ello vamos a hacer algunos apuntes y aclaraciones respecto al gramaje del papel y sus numeritos, ya que muchas veces nos inducen a error.

No sería correcto hablar de grosor del papel ya que técnicamente se mide en gramos x metro cuadrado, pero seguramente la gente lo entiende igual. La diferencia está en que dos papeles con el mismo gramaje pueden tener diferentes grosores. Ejemplo: el papel de folio habitual es de 80 gramos y si lo medimos con un micrómetro es bastante más grueso que un papel satinado de 80 gramos.herramienta para medir el gramaje del papelÉsta es la principal confusión, los papeles satinados y los papeles no satinados tienen el tacto diferente y también pesan diferente. Otro ejemplo: tipo de tarjetas de visita, papel satinado o mate, o por ejemplo unas tarjetas de papel no satinado pueden ser perfectamente válidas en 300 gramos pero si van en papel brillo, lo mejor es poner un 350, porque el resultado en 300 gr. es considerablemente más fino, aunque pesen igual. En Impresum las tarjetas con papel couché son en 350g y las que tienen papel no satinado puedes elegirlas en 300 gr. Diferente gramaje del papel para obtener un buen resultado, una tarjeta de calidad.

¿Cómo decidirme por un gramaje del papel sin tocar el papel?

  • No satinados 60-115 gramos: interiores de libros, interiores de revistas con muchas páginas, desplegables, planos, prospectos médicos, hojas de carta con membrete.
  • No satinados 135-200 gramos: flyers, dípticos, trípticos, folletos o revistas de pocas páginas, incluso los 200 gr sirven para las portadas de un dossier.
  • No satinados mayores de 200 gramos: dependiendo de cada tipo o marca de papel podemos hacer muchas cosas, desde tarjetas de visita, portadas de libros y revistas, alguna pieza de packaging, carpetas contenedoras de documentos.
  • Satinados de 70 a 150 gramos: flyers, dípticos, trípticos, desplegables, planos, interiores de folletos, revistas y libros.
  • Satinados de 170 a 250 gramos: flyers, dípticos, trípticos, interiores de folletos, revistas, libros y catálogos con pocas páginas.
  • Satinados superiores a 250 gramos: portadas de revistas, libros, catálogos, objetos desplegables con mucha consistencia.

Con esta pequeña guía podremos decantarnos por un gramaje del papel u otro de la mayor parte de trabajos que vayamos a realizar, pero no es una ciencia exacta. Esta guía no sería valida si tenemos que valorar los gramajes de otro tipo de papeles como las cartulinas gráficas, el folding, los papeles volumen y otras especialidades que pretendamos aplicar si queremos hacer un proyecto más complejo u otros productos.

Otro ejemplo: a veces queremos utilizar un gramaje del papel más fino porque pensamos que hay un gran ahorro, esto solo sucede en el caso de grandes tiradas o muchas páginas de libros o revistas, donde los kilos de papel si son importantes en el presupuesto final.

Si aún así no lo tienes claro, puedes pedirnos muestras sin compromiso para decidirte por el gramaje del papel adecuado. Recuerda que en estas muestras podrás encontrar los papeles más usados y casi todo lo que encontrarás en nuestros productos estándar, pero los proyectos especiales son bienvenidos. ¿Hablamos?

Pequeños grandes detalles que nos hacen diferentes

Preguntas habituales

  • ¿Podría hacer versiones diferentes de unos flyers?
  • Quiero tarjetas, cartas y postales, ¿puedo hacerlo todo en el mismo pedido?
  • Tengo un cliente que quiere que la factura vaya a su nombre, ¿es posible aunque el pedido me lo envieis a mi dirección?
  • ¿Puedo hacer en impresum etiquetas para colgar en la ropa que diseño, aunque no esté como producto en vuestra web?

Todas estas preguntas nos las han hecho usuarios y clientes, por lo que hemos decidido implantarlas en nuestro sistema. Son pequeños detalles que pensamos que si le gustan a uno, le pueden gustar a muchos. Son pequeños gestos que hacen que un servicio de imprenta online sea fácil.

Vamos al grano para responder a todas estas preguntas.

Recientemente, dentro de las tarjetas hemos añadido un pequeño apartado en la sección de troquelado, donde podrás hacer un agujero de 5mm de diámetro, centrado o no, con lo que estarás haciendo unas tarjetas como si fuesen etiquetas. Mucha gente hoy en día está haciendo este tipo de etiquetas para sus productos, etiquetas de ropa, etiquetas para colgar de una botella, para añadir a un regalo…

¿Y si quiero unos flyers pero tengo dos versiones diferentes? Pues también puedes hacerlo, para ello desde hace ya algún tiempo tenemos una opción de manipulado con la que podrás hacer los flyers, las tarjetas, los marcapáginas, incluso los carteles A3 con hasta 4 versiones, dependiendo del producto. ¿A quien no le han pedido los carteles para un grupo que va a tocar en dos sitios diferentes?

¿Y lo de la factura? Puede ir a nombre de tu cliente y además puedes seleccionar una dirección de envío diferente que la de facturación, y eso para cada pedido. Por ejemplo, Alfredo puede hacerle 1000 tarjetas a su cliente Mariano, pero enviarla a la oficina del departamento comercial de la empresa de Mariano, que está en otra ciudad diferente.

Y por supuesto, comprar unos carpetas para mi empresa y unos folletos todo en el mismo pedido, con una sola gestión y un solo pago. Es algo fundamental.

Poco a poco, vamos haciéndolo fácil, y tus sugerencias se convierten en propuestas reales, ¿a que esperas para proponernos más cosas?

pequeños detalles

¿Porque necesito confianza con el proveedor de imprenta?

Porque hablando con un buen proveedor, con ganas de ayudarte y solucionarte problemas, vas a conseguir una optimización de la producción. Hay proveedores que sólo quieren venderte y otros que queremos ayudarte.
Si estuvieses encargando productos ya fabricados no debería haber problemas, pero cuando el encargo que haces se tiene que fabricar de cero, y además se puede realizar de muchas maneras, pensamos que ahí es donde un buen proveedor te puede ayudar muchisimo y un mal proveedor te hace elegir un camino equivocado o más caro.

Pregúntanos por los mejores tamaños o papeles para cada aplicación o producto, en el hipotético caso de que no lo sepamos o nos sea muy difícil producir, te recomendaremos incluso alguna otra web o proveedor.

Y ya sabes, en impresum.es encuentras productos estándar y de fácil ejecución, pero también podemos enviarte un presupuesto a medida que seguro resolverá tus dudas.

Vamos a hacer que las cosas funcionen, ¿no?

Cantidades mínimas y máximas en impresum

Dependiendo del tipo de producto que desees realizar hemos establecido unas cantidades mínimas y máximas, son las que aconsejamos para que el precio sea el más equilibrado con respecto a los costes de la impresión, no recomendamos imprimir menos de 50 ejemplares en la mayoría de los casos. Hay algunos productos que podrás imprimir desde 1 ejemplar. Las cantidades máximas también están limitadas por el coste del transporte y su posterior entrega.

Ponte en contacto con nosotros si quieres un presupuesto de una cantidad superior a la que encuentras en nuestro sistema de pedidos, seguramente podemos optimizar la logística, pero ya te avisamos que no es viable desplazar decenas de miles de kilos de papel de un lado a otro. ¿Que hacemos ante estos pedidos? No te preocupes siempre te podemos recomendar algún proveedor.

resmas-papel

Revisando el pasado de la imprenta

Después de leer últimamente acerca del final de la imprenta y de que se vaticine que «ahora si» que no hay vuelta atrás, el cambio en la comunicación sobre papel ha llegado, los libros se han acabado y el material impreso morirá.

Ya que el «print is dead» se ha repetido en nuestra cabeza muchas veces desde hace algún tiempo, decidimos aprovechar el verano y fuimos al museo de la imprenta para volver a valorar desde la tranquilidad y el sosiego de un museo, como era la imprenta de hace 30 años y como fue la de hace 3 siglos, cosa que no se puede hacer en todas las profesiones.

El museo está dentro del monasterio de El Puig, muy cerca de Valencia, es uno de esos museos que has visitado de niño y no sabías muy bien porqué. Tras una reforma en los noventa se adecentó un poco y la verdad es que hay una cantidad importante de maquinaria e información, tanto de la imprenta como de la encuadernación y todos los acabados. También hay una colección de libros facsímiles bastante interesante.

Es paradójico, que la información que proporciona el museo está dispuesta de manera un poco apabullante, justamente al lado de máquinas de imprenta donde en cada «caja» se habían de organizar perfectamente los tipos para una buena lectura, encontramos un montón de información sin aparente orden. Aún así siempre encontraremos datos que nos ilustran el porque de la importancia de la imprenta.

Recomendamos la visita por la variedad de maquinaria que podemos encontrar, incluso una réplica de la imprenta original de Gutenberg. También encontraremos alguna máquina de preimpresión y utensilios para la encuadernación artesanal, así que vale la pena la visita.

Como reflexión, pensando en el futuro de la comunicación impresa, nos alegramos de formar parte de este sector, que aunque cambiante siempre ha sabido adaptarse a las nuevas situaciones e innovaciones técnicas.

En estos tiempos, un nuevo cambio está sucediendo en la forma de comunicarse y desde impresum trabajamos para ayudar en este proceso de conversión. No será un proceso fácil, pero nuestras herramientas están para eso, dar solución a nuevos problemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para más información del museo, haz clic aquí.