Hector Merienda. Foto: Maria Mira

Daniel Gil y sus portadas para Alianza Editorial. Con él empezó todo. Héctor Merienda (Campoy en la partida de nacimiento, Puerto de Sagunto, Valencia, 1983) las descubrió, siendo un niño, gracias a su padre. «Era diseñador gráfico, aunque entonces la profesión no se entendía muy bien. No era su principal ocupación, porque trabajaba en una fábrica, pero sí ejercía fuera de ella. Mi padre leía mucho y, como le gustaba el diseño, tenía bastantes libros de Alianza Editorial. Mi casa estaba llena de portadas de Daniel Gil». Su perfil de diseñador gráfico se completa con su trabajo en Instagram con un perfil que, a día de hoy, cuenta con nada menos que 437.000 seguidores.

A este barbudo diseñador gráfico valenciano le apasiona su trabajo, hacerlo y hablar de él, como ya nos contó en el primer número de PRINT.  Por eso aprovechamos su visita a Impresum para preguntarle —de paso nos sirve para inaugurar un nuevo apartado en nuestro blog— cómo fue su primera experiencia en una imprenta:

«Fue a finales de los años ochenta en una de las pocas imprentas que funcionaban en el Puerto de Sagunto. Yo tendría cinco o seis años y acompañé a mi padre que, aunque no era diseñador gráfico de profesión, sí tenía su estudio y realizaba trabajos como corporativas para negocios locales. Y aquel día llevaría alguna de sus composiciones. Fue como ir a un parque temático. Ya, por entonces, me alucinaba el tema de los papeles».

Más info sobre Héctor en www.hectorcampoy.com

Pin It on Pinterest