Cologami: el arte de las grullas de papel

Como imprenta, si hay algo que amamos por encima de todo, es el papel. Y no encontramos mejor homenaje que el origami. Por eso el proyecto de las grullas de papel de Cologami nos enamoró a primera vista.

grulla de papel de colors degradado

Mónica Matei y Hari Carreras tenían un sueño: crear un negocio en torno al origami tradicional japonés. Así nació Cologami, una tienda online donde puedes adquirir distintos modelos de plantillas de origami para construir tus propias grullas de papel. Hay 5 modelos disponibles y cada una tiene su propia historia y personalidad. Su lema es «por una nueva cara al origami clásico», y en su web animan a los usuarios a compartir en redes fotos creativas de sus grullas. Una forma de crear una gran comunidad de amantes del papel, a la que nos sumamos colaborando con ellas en la materialización de su idea: lograr que Cologami fuera posible.

mujer rodeada de grullas de papel

pajarita de origami

La importancia del papel para Cologami

Como explica Hari Carreras, para Cologami dar con el papel ideal era muy importante. «Debía absorber bien el color, ser muy flexible y a la vez duradero. En la elección del papel todo es arriesgado y finalmente tuvimos que tomar una decisión. En Impresum fuisteis muy pacientes con nosotros», cuenta el fundador de Cologami.

grulla de papel roja

El papel escogido tras multitud de pruebas técnicas para encontrar el más adecuado a las peculiaridades de las grullas, fue un GPrint, un estucado ligero de excelente opacidad que, al mismo tiempo, cuenta con el volumen necesario para que se pueda doblar bien.

origami tradicional japonés revisionado por Cologami

Una experiencia positiva

Para Impresum, cualquier nuevo proyecto es un reto y si éste, además, presenta dificultades técnicas añadidas, la satisfacción con un buen resultado es doble. En el caso de Cologami estamos especialmente contentos por la respuesta del cliente. «La calidad que conseguimos con Impresum, gracias a los consejos recibidos, es muy superior a la que hubiésemos conseguido usando un servicio en masa más low cost«, dice Hari.  «En un principio contactamos con varios servicios de impresión y comparamos los precios, pero sin duda, nos quedamos con Impresum por la atención especializada y los consejos que nos fueron dando. Aprendimos mucho durante el proceso».

Proyectos ilusionantes como el de Cologami son los que nos recuerdan día a día porqué disfrutamos tanto con nuestra profesión. Si tú también quieres hacer realidad esa idea que te ronda la cabeza, ponte en contacto con Impresum.