Un desplegable puede ser muy versátil

Una buena manera de incluir un montón de información en un mismo impreso sin tener que hacer encuadernaciones complicadas es imprimir un desplegable tipo plano. Bien sea un programa de mano de una obra de teatro, bien sea una programación de un festival indie, o bien sea para la fiesta de la tapa de tu barrio, pueblo o ciudad.

A través de los folletos doblados tipo plano, puedes aprovechar el plegado para jerarquizar toda la información en diferentes partes o lados, incluyendo un mapa grande en un lado o haciendo que una de las caras del impreso se pueda utilizar en formato póster, incluso separando cada una de las partes del desplegable por colores.

Algunos diseñadores hacen este doble uso, uno de los lados servirá como cartel del evento y el otro como listado de programación o listado de lugares de interés.

En impresum, encontrarás diferentes tipos de plegados:

  • Plegados en cruz
  • Tríptico y luego por la mitad
  • Cuadríptico y luego por la mitad
  • Cinco cuerpos y luego por la mitad
  • Seis cuerpos y luego por la mitad

Todos estos plegados son algunos de los estándares que incluimos en nuestra web, pero si quieres hacer alguno diferente puedes enviarnos un croquis de lo que quieres y preparamos un presupuesto a medida.

Cosas a tener en cuenta, el papel no debe ser muy grueso si vamos a realizar muchos plegados, lo recomendable es de 80 a 135grs en los couchés o estucados y de 80 a 120g en los papeles no satinados.

El ejemplo que os mostramos es un desplegable con la programación de la Valencia Disseny Week 2012, hecho por Estudi Cercle para la ADCV.