¿Sabías que la guía Pantone la ideó un químico?

Estamos seguros de que la gran mayoría de las personas que estén involucradas en el mundo del diseño y en el mundo del arte, conocerán la marca Pantone y su famosa guía de color. Pero, ¿cuántos conocen el origen de ésta? 

guía Pantone

La guía Pantone y el nuevo mundo

La guía Pantone nace de una necesidad: la creación de un lenguaje común para identificar y utilizar los colores de una manera universal. En al década de los 50 se empleaba el antepasado de la guía Pantone: unas pequeñas tarjetas de color, creadas para las empresas del sector de la cosmética, de la moda y para marcas del sector de la medicina. Se empleaban sesenta pigmentos los cuales mezclaban para crear su paleta de color. Al no estar estandarizados, la dificultad con la que se encontraba el impresor a la hora de reproducirlos era enorme, dejando a su libre interpretación del tono del color que debía imprimirse.

Lawrence Herbert

La idea de crear un sistema de identificación cromática fue de uno de los químicos que trabajaban en los inicios de Pantone (1956), Lawrence Herbert. En 1962 éste adquiere la empresa y crea la guía Pantone tal como la conocemos hoy en día. Herbert, basándose en su experiencia, logra reducir la lista de pigmentos de 60 a 10 creando a su vez las ‘recetas’ para que se pudieran reproducir los colores de forma uniforme, consiguiendo exactamente el mismo color cada vez. A este sistema de identificación cromática lo bautizó como Pantone Matching System. En 1963 la primera guía Pantone contaba con 500 colores.

La revolución de la guía Pantone

La nueva herramienta revolucionó el mundo de las artes gráficas y su funcionalidad y eficacia era tal, que su uso se expandió a otros ámbitos donde conseguir el color exacto era esencial. De ello se han beneficiado marcas de todo el mundo que a partir de entonces han asociado sus valores y su filosofía a un color específico. Gracias a la guía Pantone y a la reproducción fiel del color, el público puede identificar una marca con solo ver su color corporativo. Ejemplo de ello son marcas como Kodak, Coca-Cola, Starbucks, Milka, Facebook, etc.

A lo largo del tiempo la guía Pantone ha ido aumentado su rango cromático. En 2010, se añadieron 566 colores nuevos haciendo un total de 5.024 colores. Por eso no es de extrañar que para imprimir las guías Pantone sea necesario hacerlo en una prensa creada especialmente para ello, con tinteros y batería de entintado adaptados a las exigencias de control colorimétrico en la formulación y la preparación de las tintas. En este vídeo puede verse el proceso de impresión de las guías Pantone:

En octubre del 2007 Pantone fue adquirida por X-Rite, empresa especializada en la tecnología del color.

Todo buen profesional que trabaje con imprenta debería tener al menos una guía pantone con conversión a cuatricomía, con esto, al menos puede predecir las cosas más básicas. Si piensas adquirir alguna guía te proponemos que le eches un vistazo a la tienda de graffica.info.