El origen de los posavasos y su historia

Sí, hasta los posavasos tienen una historia. Hoy vamos a dedicarle una entrada a estos objetos, en ocasiones injustamente ninguneados, que además de cumplir una función específica, tienen un carácter comunicativo muy importante.

Historia de los posavasos

Aunque parezca que siempre han ido ligados a la cerveza, nacieron con unos 2000 años de diferencia. Fue hacia el 1867 cuando nació el primer posavasos de la historia de la mano de los hermanos Henschel en Luckewald (Alemania). Estos eran de cartón y fueron la evolución de una especie de platitos de porcelana, de loza o estaño que cubrían dos necesidades básicas: colocados debajo de la jarra protegían la mesa y colocados encima preservaba la cerveza en su estado idóneo protegiéndola de la oxidación (al igual que las jarras de cerveza de tapa con bisagra).

A pesar de que fueran los hermanos Henschel quienes pensaran primero en el cartón para hacer los antepasados de los posavasos actuales, la primera patente fue de Casalonga en 1879 en París. En aquel momento cubrían otra necesidad, la de contabilizar el número de cervezas que se consumían: se apilaban o se escribía sobre ellos para llevar la cuenta.

En 1892 salió otra patente. Esta vez creada por la empresa Albert Faivre. Este posavasos estaba fabricado con un material que tenía una capacidad de absorción mucho mayor que el cartón: se fabricaban de esponja. En el mismo año salió otro tipo de posavasos, más cercano al actual y realizado con pasta de madera prensada. Además de ser un material más novedoso, tenía otra peculiaridad: el nombre de la marca de la cerveza iba impreso en él. La idea fue de Robert Sputh. Ocho años después aparece en Alemania el primer modelo impreso a color.

Diseño de posavasos alemán

Años más tarde, al popularizarse los posavasos, aumentó su producción. Ya en los años 30 se realizaban dos mil millones de posavasos por año (siendo actualmente de unos cinco mil millones posavasos anuales).

Actualmente existe una verdadera devoción por coleccionar este sencillo pero funcional objeto. Y, además de ser una pieza publicitaria significativa para las marcas de cerveza y los negocios dedicados a la restauración, es un soporte muy deseado para aquellos creativos que quieran dar rienda suelta a su imaginación.

Si eres un creativo o si tienes un negocio en el mundo de la hostelería y estás pensando en hacer posavasos, te lo ponemos fácil. Además de poner a tu disposición plantillas de diferentes formatos de posavasos, puedes personalizar tu presupuesto según tu proyecto aquí: Tu presupuesto: Posavasos

Couleur Café

 

Para los más curiosos, os dejamos con esta página en la que se recopila una gran variedad de posavasos de unos 175 países.

Ben Grib

Sam SoulekILOVEDUST

Sarah Rose Andew