Glasofonado o peliculado

El glasofonado es una película plástica que se adhiere al papel mediante calor, es un acabado posterior a la impresión que puede ser mate o brillo. El mate tiene un tacto sedoso muy especial y el brillante es el más común y utilizado. También se conoce este proceso como plastificado.

Es muy habitual para proteger los impresos y hacerlos más perdurables. Además es muy utilizado cuando hay una gran masa de color en una cara y detrás tenemos un blanco, con el glasofonado podemos evitar alguna sombra en ese blanco producida por la tinta del lado opuesto.

En impresum sólo glasofonamos sobre papel couché o estucado y sobre la cara estucada de la cartulina gráfica, consideramos que otros papeles que tienen un tacto no satinado, como los offset y algunos reciclados, no son adecuados para ponerles una película plástica encima, es mucho más importante mantener ese tacto especial. ¿Para qué elegir un papel con un tacto poroso para luego eliminarlo con este acabado extra?

Recuerda que sobre el glasofonado no podrás escribir con un bolígrafo normal, tendrá que ser un permanente.

Si aún no lo tienes claro, podemos enviarte unas muestras